Force 4 Compassion - end human trafficking
Human Trafficking Hotline 1-888-3737-888
    

Force 4 Compassion Human Trafficking News


:30:07.000Z","headline":"‘Nos manipuló para separarnos’: cómo el líder de Nxivm destrozó a una familia mexicana","publisher":{"@id":"https://www.nytimes.com/#publisher"},"copyrightHolder":{"@id":"https://www.nytimes.com/#publisher"},"sourceOrganization":{"@id":"https://www.nytimes.com/#publisher"},"copyrightYear":2021,"isAccessibleForFree":false,"hasPart":{"@type":"WebPageElement","isAccessibleForFree":false,"cssSelector":".meteredContent"},"isPartOf":{"@type":["CreativeWork","Product"],"name":"The New York Times","productID":"nytimes.com:basic"}}

Nueva York

‘Nos manipuló para separarnos’: cómo el líder de Nxivm destrozó a una familia mexicana

Keith Raniere, el fundador de Nxivm, tuvo relaciones sexuales abusivas con tres hermanas que se unieron a su organización, según dicen sus familiares. El padre de ellas todavía lo apoya.

Keith Raniere, de 60 años, ofrecía cursos de superación personal, pero seguidoras testificaron que se convirtieron en “esclavas” sexuales, marcadas con sus iniciales.
Credit...Keith Raniere Conversations vía YouTube

El martes, la mujer entró en una sala silenciosa y encaró al hombre que abusó sexualmente de ella cuando tenía 15 años y que también tuvo relaciones sexuales con sus hermanas mayores, a veces, al mismo tiempo. Él atrapó a toda su familia con su pseudofilosofía de realización personal e hizo que se enfrentaran entre sí.

La mujer, que solo fue identificada como Camila, inició su testimonio diciéndole al tribunal que le costaba pronunciar el nombre del hombre con gafas que estaba sentado en la mesa de la defensa vestido de prisionero: Keith Raniere, el cerebro detrás de una especie de culto llamado Nxivm, quien luego fue condenado a 120 años de prisión por sus delitos.

La madre, el hermano y la hermana de Camila la vieron desde la audiencia, una reunión poco común porque Raniere tensó las relaciones familiares durante años. Camila, quien ahora tiene 30 años, dijo que cuando finalmente abandonó Nxivm en 2017, batalló para volver a confiar en ellos.

“Todavía no tengo un concepto normal de familia por cómo nos manipuló para separarnos”, dijo.

Su padre, quien todavía apoya a Raniere, no asistió a la sentencia.

La división de la familia de Camila fue uno de los ejemplos más devastadores de cuán profundo era el adoctrinamiento que Raniere le inculcaba a sus seguidores, poniendo a los maridos en contra de sus esposas y a los hijos en contra de sus padres. Hasta el día de hoy, algunos desertores de Nxivm todavía tratan de sacar a sus propios familiares de la niebla ideológica de Raniere.

Antiguos miembros de Nxivm han dicho que Raniere los engañó haciéndoles creer que al seguir su supuesto plan de estudios resolverían todos sus problemas. Les enseñó a desconfiar de los medios de comunicación, los médicos, los expertos y cualquier familiar que dijera que Nxivm era una secta.

El martes, Camila fue la primera víctima en hablar durante la audiencia de Raniere, quien fue sentenciado a cadena perpetua después de su condena del año pasado por tráfico sexual, fraude y otros delitos.

Camila dijo que Raniere comenzó a abusar sexualmente de ella cuando tenía 15 años y él 45. Su relación duró 12 años y la dejó con cicatrices físicas y emocionales duraderas, incluido el trauma de hacerse un aborto por orden de Raniere, afirmó.

A pesar de lo que le sucedió a ella, su padre, Héctor, le escribió una carta al juez en apoyo de Raniere.

“Siempre honraré, seré respetuoso y estaré agradecido con Raniere”, escribió. “Cuando pienso en él, las palabras que me vienen a la mente son: honestidad, integridad, una inteligencia brillante, siempre dispuesto a ayudar, alegre y enamorado de la humanidad”.

El juez, Nicholas G. Garaufis, del Tribunal de Distrito Federal de Brooklyn, calificó la carta como una “desgracia” y expresó su incredulidad ante el hecho de que un padre apoyara al hombre que abusó de sus propias hijas.

Marianna, la hermana mayor de Camila, tuvo un hijo con Raniere y se mantuvo en contacto con él después del juicio. Ella vivía con él en México cuando fue arrestado en 2018.

En 2017, el círculo íntimo de Raniere hizo arreglos para que Marianna recibiera 500.000 dólares y estableció un fideicomiso con fondos para el hijo de ella, dijeron los fiscales.

Raniere “violó y denigró a mis tres hijas al mentirles, manipularlas y engañarlas”, dijo a la corte Adriana, la madre de ellas. También dijo que creía que Marianna y su padre “algún día volverían a ser ellos mismos”.

El abogado de Raniere, Marc Agnifilo, dijo en un comunicado: “Mi corazón está con ellos y espero que puedan volver a ser una familia”.

La familia vivía feliz y unida en una pequeña ciudad ganadera en el centro de México. El padre fundó una empresa que fabrica herramientas de minería.

Luego, a principios de la década de 2000, los padres se enteraron de la existencia de Nxivm. Uno por uno, cada uno de sus cuatro hijos fue reclutado en el grupo.

Nxivm tenía su sede en el norte del estado de Nueva York pero su operación en México fue particularmente influyente porque estaba dirigida por el hijo de un expresidente mexicano, con lo que lograron atraer a un gran número de familias mexicanas poderosas y adineradas.

La familia terminó de mudarse de México a Albany, Nueva York, cerca de Raniere y otros líderes de Nxivm.

Camila dijo que conoció a Raniere cuando tenía 13 años. En su primera conversación, hablaron sobre su concurso de ortografía de octavo grado. Cuando la hizo sentir incómoda, ella trató de evitar acercarse a él, pero otros adultos la regañaron por ser grosera, dijo.

Él le pidió que mantuvieran su relación en secreto, lo que la aisló por completo de su familia.

Raniere le tomó fotografías desnuda, lo que provocó su condena en el juicio por posesión de pornografía infantil. Le pedía que se pesara todos los días, estableciendo una meta por debajo de los 45 kilos. Ella estaba marcada con sus iniciales, lo que, según él, la disuadiría de ver a otros hombres.

Ella dijo que cuando intentó suicidarse, él reaccionó con preocupación por su propia exposición y le preguntó: “¿Sabes lo malo que podría haber sido para mí si te hubieras matado?”.

En los documentos presentados ante el tribunal, los fiscales mostraron cuánto controlaba Raniere su relación a través de los mensajes que le enviaba. “Si quieres que vaya esta noche, lo haré con estas condiciones: no habrá conversación”, dijo, según los fiscales. “Me esperarás en la puerta con el atuendo que creas que sería más sexy para mí”.

Después, Camila fue reclutada en un grupo secreto de Nxivm que Raniere creó en 2015. El grupo fue promovido como una hermandad para el empoderamiento de las mujeres, pero exintegrantes declararon en el juicio que les decían “esclavas” y eran obligadas a participar en una ceremonia en la que les marcaban las iniciales de Raniere cerca de la pelvis.

Las mujeres eran asignadas para tener relaciones sexuales con Raniere y se les pidió que entregaran fotografías de desnudos y otras pruebas que podrían difundirse si eran desobedientes, según los testimonios escuchados durante el juicio.

Camila se había negado a cooperar con los fiscales por consejo de un abogado que le recomendó el equipo legal de Raniere. El abogado había sido pagado por Clare Bronfman, heredera de la fortuna de los licores Seagram, quien se declaró culpable por su participación en Nxivm y fue sentenciada a más de seis años de prisión.

Camila dejó Nxivm en 2017, cuando tenía 27 años, y no contaba con experiencia laboral ni educación superior. Batalló para encontrar un trabajo al tener una brecha tan larga, e inexplicable, en su currículum.

El juez Garaufis se mostró visiblemente conmovido por el discurso de Camila, y citó su testimonio varias veces antes de sentenciar a Raniere.

Camila dijo que finalmente se separó de Raniere a instancias de su hermana Daniela, quien cooperó con el gobierno y fue una testigo clave en el juicio del año pasado.

Poco después de cumplir 18 años, Daniela comenzó una relación sexual con Raniere y quedó embarazada. Los fiscales afirman que otra novia de Raniere hizo los arreglos para que Daniela se hiciera un aborto, lo que, según el líder de la secta, era una buena oportunidad para que perdiera peso.

Pero cuando empezó a sentir algo por otro hombre, Raniere ordenó que la confinaran en una habitación de la casa de su familia durante casi dos años. Le dijeron que, si se marchaba sin permiso, sería separada de sus familiares. Dormía sobre una almohadilla de espuma en el suelo y pasó meses sin tener contacto con otras personas.

En la carta que Héctor, el padre de Daniela, escribió al tribunal, la llamó mentirosa y ladrona.

El martes, el juez Garaufis le dijo a Daniela: “Lo que te pasó no es tu culpa, y estoy profundamente impresionado por tu valentía y resiliencia”.

Adrián, el hermano de la familia, dijo al tribunal que uno de sus mayores arrepentimientos era haber participado en el tortuoso confinamiento de Daniela. Era tan leal a Raniere que, cuando su madre dejó Nxivm, la rechazó durante tres años.

También describió su largo proceso para desaprender el adoctrinamiento de Raniere que, según dijo, lo persigue hasta el día de hoy.

“Keith, ha llegado tu hora”, le dijo Adrián el martes. “Espero con ansias el día en que tu nombre sea olvidado”.

Nicole Hong cubre los tribunales y la aplicación de la ley en Nueva York. Anteriormente trabajó en The Wall Street Journal, donde formó parte de un equipo que ganó el Pulitzer en 2019 en la categoría de Reportajes Nacionales por sus piezas sobre pagos secretos hechos a dos mujeres en nombre de Donald Trump.

 



News
Human Trafficking News
Human Trafficking Legislation
RSS Feed
Twitter
Modern-day Slavery
What is Human Trafficking?
Facts
Statistics
How We Help
Hotline 888-3737-888
Survivor Stories
Videos
Give & Volunteer
Give - F4C Store
Give - Bracelets
Give - Scarves
Volunteer - Dream Center
Volunteer - Arrow Ministries
Partners
Joel Osteen Ministries
Lakewood Church
Rescue & Restore
Fashion 4 Compassion
New Orleans Mission
Harris County Sheriff's Office
Arrow Ministries
Freedom Place


Copyright © 2010-2021 Force 4 Compassion, a division of Fashion 4 Compassion, Inc. - a 501c3 non-profit organization | 317 Ranch Road 620 S | Suite 202 | Austin, Texas 78734