Force 4 Compassion - end human trafficking
Human Trafficking Hotline 1-888-3737-888
    

Force 4 Compassion Human Trafficking News


:36:41.078Z","headline":"Nxivm: el líder del culto es sentenciado a 120 años de prisión","publisher":{"@id":"https://www.nytimes.com/#publisher"},"copyrightHolder":{"@id":"https://www.nytimes.com/#publisher"},"sourceOrganization":{"@id":"https://www.nytimes.com/#publisher"},"copyrightYear":2021,"isAccessibleForFree":false,"hasPart":{"@type":"WebPageElement","isAccessibleForFree":false,"cssSelector":".meteredContent"},"isPartOf":{"@type":["CreativeWork","Product"],"name":"The New York Times","productID":"nytimes.com:basic"}}

Nueva York

Nxivm: el líder del culto es sentenciado a 120 años de prisión

Más de una decena de víctimas ofrecieron un testimonio desgarrador sobre el modo en el que Keith Raniere las manipuló y abusó sexualmente de ellas.

ImageKeith Raniere, de 60 años, fue declarado culpable el año pasado de tráfico sexual, extorsión, fraude y otros delitos.
Credit...HBO

Keith Raniere prometió un camino a la felicidad y sedujo a personas adineradas que sentían que no tenían un gran propósito en la vida. Su compañía, Nxivm, ofrecía talleres de superación personal que se hicieron muy populares en Hollywood y círculos empresariales.

Pero detrás de esa apariencia, Raniere era el titiritero que controlaba una empresa criminal con características de culto, según han revelado los fiscales en su juicio. Algunas mujeres en Nxivm fueron abusadas sexualmente por Raniere e incluso fueron marcadas con sus iniciales en una ceremonia secreta.

El martes 27 de octubre, Raniere, de 60 años, fue sentenciado a 120 años de prisión por tráfico sexual y otros delitos. En efecto, recibió una sentencia de cadena perpetua. El juez también le ordenó pagar una multa de 1,75 millones de dólares. La sentencia concluye la asombrosa caída de un hombre que alguna vez fue un ídolo para sus seguidores, pero que ha sido expuesto como un defraudador que explotaba a los integrantes de Nxivm por dinero, sexo y poder.

El juez Nicholas G. Garaufis del Tribunal Federal de Distrito en Brooklyn dictó la pena después de escuchar horas de testimonios desgarradores de 15 víctimas, muchas de ellas mujeres que describieron la manera en la que Raniere les causó traumas y un lavado de cerebro después de sus enseñanzas pseudocientíficas.

El abogado de Raniere, Marc Agnifilo, dijo que apelará la sentencia. “Celebro a las personas que vinieron y hablaron”, dijo.

La primera persona en hablar fue una mujer identificada solo como Camila, quien relató con voz temblorosa que Raniere empezó a abusar sexualmente de ella cuando tenía 15 años y él 45. Ella había rechazado cooperar con los fiscales en el pasado por consejo de un abogado que le recomendaron asesores de Raniere.

Camila dijo que durante los doce años de relación, Raniere esperaba que ella estuviera disponible a todas horas para tener relaciones sexuales. Le ordenaba pesar menos de 46 kilos y le exigió someterse a un aborto. Aseguró que había intentado suicidarse una vez.

“Quiero seguir adelante, pero él me ha dañado en muchos sentidos”, dijo Camila.

Cuando Raniere quiso reemplazar a Camila, advirtieron los fiscales, él le pidió a los integrantes de su círculo cercano que le encontraran otra “virgen joven para sustituirla”.

La madre, hermano y hermana de Camila testificaron el martes, y relataron que Raniere destruyó a la que alguna vez fue una familia unida. El padre y la hija mayor de la familia —quien tiene un hijo con Raniere— todavía lo apoyan. Raniere mantuvo una relación de carácter sexual con las tres hermanas de la familia.

En un discurso ante el tribunal, Raniere, quien llevaba un uniforme de prisión azul, mantuvo su inocencia y dijo que algunas de las víctimas estaban mintiendo. Dijo que estaba “profundamente arrepentido” y argumentó que no tenía la intención de causar tanto dolor y enfado.

“La situación en la que me encuentro la causé yo”, dijo Raniere. “Todo esto es obra mía”.

Mientras Raniere oscilaba entre pedir disculpas y culpar a las mujeres, Toni Natalie, una de sus víctimas y exnovias, ocultó la cabeza entre sus manos.

Después de los testimonios de las víctimas, el abogado de Raniere, Agnifilo, dijo que su cliente nunca quiso lastimar a ninguna mujer, arguyó que él estaba enamorado de ellas y que simplemente tuvo problemas para lidiar con las rupturas. En un momento inesperado, el juez Garaufis interrumpió a Agnifilo en la mitad de su discurso con un sonoro “¡No!”.

Durante el intercambio, en el que los dos hombres se increpaban a través del cubrebocas, el juez Garaufis alzó la voz con fuerza y dijo que la intención no importaba cuando un hombre de 45 años abusaba sexualmente de una menor de edad.

“Es un insulto a la inteligencia de cualquiera que esté escuchando”, dijo el juez.

Agnifilo pareció reconocer algunas tensiones con su cliente y advirtió que a pesar de que Raniere se lo pidió, se había negado a presentar una moción que alegaba que el gobierno había manipulado pruebas. En los últimos meses, Raniere encabezó una campaña para revocar su condena y alentó a sus seguidores a producir un pódcast sobre su caso y organizaran un concurso para encontrar errores en su proceso judicial a cambio de un premio en efectivo de 25.000 dólares.

Otra víctima, India Oxenberg, dijo al tribunal que Raniere trató de dañar la relación con su madre, la actriz Catherine Oxenberg, cuyos esfuerzos por sacar a su hija de la organización se presentan en The Vow, una serie documental sobre Nxivm de HBO.

India Oxenberg dijo que Raniere quería que lo esperara desnuda, como un pedazo de carne. Durante el tiempo de manipulación al que estuvo sometida, dijo, bajó tanto de peso que dejó de tener su periodo menstrual.

“Eres un depredador sexual y me violaste”, dijo India Oxenberg. “Rehuía cuando me tocabas”.

Exintegrantes de Nxivm [que se pronuncia “néxium”] dijeron que Raniere se aprovechó de personas inseguras que esperaban que tomar costosas clases de autoayuda revelaría la clave de la realización personal. Incluso gente con alto nivel de educación quedó atrapada en el sistema de Raniere, que promocionaba como la única vía para superar los miedos y avergonzando a cualquiera que intentara abandonarlo.

Uno de los focos principales del juicio contra Raniere fue un grupo secreto dentro de Nxivm integrado solo por mujeres. Durante una ceremonia de iniciación que se grababa en video, las mujeres debían permanecer desnudas sobre una mesa y decían: “Amo, por favor, márcame”, mientras una herramienta de cauterización les quemaba la piel sin uso de anestesia.

Algunas de esas mujeres testificaron que pensaban que se estaban uniendo a un grupo de mentoría de mujeres pero pronto descubrieron que se les ordenaba tener relaciones sexuales con Raniere.

A las mujeres, a quienes se les llamaba “esclavas”, se les exigía entregar con regularidad garantías o pruebas colaterales, como videos sexualmente explícitos, que constantemente temían fueran hechos públicos. Los fiscales lo llamaron extorsión.

El martes, una antigua “esclava” identificada solo como Nicole le dijo al juez que la garantía era lo único que le impedía escupirle a Raniere en la cara durante el tiempo que estuvo en el grupo, que describió como la experiencia más degradante de su vida.

“Nunca acepté renunciar al derecho a mi cuerpo”, dijo.

En junio de 2019, un jurado condenó a Raniere después de un juicio que duró seis semanas. Además de tráfico sexual, el jurado lo declaró culpable de delitos que incluían extorsión y pornografía infantil.

Todavía hoy, Raniere tiene numerosos seguidores que insisten en que todas las actividades en Nxivm eran realizadas entre adultos que dieron su consentimiento. Decenas de ellos escribieron cartas a la corte en las que pedían un indulto.

Muchos de sus seguidores acudieron el martes a Brooklyn y esperaron durante horas en la fila para entrar al juzgado. Había un ambiente tenso antes de la sentencia. Los partidarios leales de Raniere se acercaban a las víctimas u otros abogados involucrados en el caso, quienes trataron de evadirlos.

Nxivm fue financiada en gran parte por una heredera de la fortuna de los licores Seagram, Clare Bronfman, quien gastó más de 100 millones de dólares de su herencia para demandar a los enemigos de Raniere y apoyar a la organización.

Una de las principales reclutadoras de Nxivm fue Allison Mack, una actriz de televisión conocida por su papel en Smallville, cuyos testimonios elogiosos contribuyeron a atraer a celebridades de Hollywood a la organización. El dalái lama habló una vez en un evento de Nxivm.

Raniere fue acusado junto con cinco mujeres de su círculo íntimo, incluidas Bronfman y Mack. Todas se declarararon culpables antes de su juicio.

Bronfman fue sentenciada en septiembre a más de seis años de prisión por su papel en Nxivm. Las demás aún no tienen fecha para sus sentencias.

Raniere nunca se ha casado y tuvo relaciones largas con varias mujeres de manera simultánea. El plan de estudios de Nxivm enseñaba que las mujeres debían ser monógamas, mientras que los hombres debían ser polígamos.

Tuvo hijos con dos mujeres, incluida Kristin Keeffe, quien habló en el juicio y dijo que él nunca había pagado la manutención de su hijo adolescente.

Keeffe dijo que a pesar de que fue contratada en el departamento de asuntos legales de Nxivm, Raniere le exigió obediencia sexual. Ella y otras víctimas dijeron que los líderes de Nxivm les dijeron que no buscaran ayuda médica profesional porque Raniere era mejor que los doctores.

Desde que Raniere fundara Nxivm en 1998, alrededor de 18.000 personas han tomado sus cursos en Estados Unidos, México y Canadá.

La presentación de venta del grupo advertía que Raniere era un genio con uno de los coeficientes intelectuales más altos del mundo. En realidad, los fiscales dijeron que se graduó con un promedio de 2,26 puntos (de 4,0) del Instituto Politécnico Rensselaer en Troy, Nueva York.

La mayoría de los integrantes de Nxivm no mantuvieron relaciones sexuales con Raniere, pero fueron presionados a pagar más clases y algunas veces se endeudaron para hacerlo. Una pareja calcula que gastó 300.000 dólares en cursos de Nxivm y se vieron forzados a declararse en bancarrota, dijeron los fiscales.

Los desertores de Nxivm dicen que abandonar el grupo no era tan sencillo como podría parecer.

Muchas personas tomaron algunos talleres y siguieron con sus vidas. Pero otros participantes abandonaron sus carreras y se trasladaron a la sede de la empresa, cerca de Albany, Nueva York, donde estaban aislados y más susceptibles a la influencia de Raniere.

Quienes se convirtieron en instructores de Nxivm dependían de la organización para obtener ingresos. Algunos eran inmigrantes mexicanos que necesitaban a Nxivm para mantener su estatus autorizado en Estados Unidos.

Y habían visto lo que les sucedía a los críticos de Nxivm, quienes fueron asediados por investigadores privados y sacudidos con interminables demandas. Bronfman incluso había convencido a las autoridades para que iniciaran investigaciones penales contra algunos de ellos.

Cuando las autoridades finalmente arrestaron a Raniere en 2018, estaba en una villa de lujo cerca de Puerto Vallarta, en México, escondido en un armario. Vivía con varias mujeres de Nxivm.

Mientras se alejaba la patrulla en la que lo subieron, las mujeres lo persiguieron.

Nicole Hong cubre los tribunales y la aplicación de la ley en Nueva York. Anteriormente trabajó en The Wall Street Journal, donde formó parte de un equipo que ganó el Pulitzer en 2019 en la categoría de Reportajes Nacionales por sus piezas sobre pagos secretos hechos a dos mujeres en nombre de Donald Trump.


 



News
Human Trafficking News
Human Trafficking Legislation
RSS Feed
Twitter
Modern-day Slavery
What is Human Trafficking?
Facts
Statistics
How We Help
Hotline 888-3737-888
Survivor Stories
Videos
Give & Volunteer
Give - F4C Store
Give - Bracelets
Give - Scarves
Volunteer - Dream Center
Volunteer - Arrow Ministries
Partners
Joel Osteen Ministries
Lakewood Church
Rescue & Restore
Fashion 4 Compassion
New Orleans Mission
Harris County Sheriff's Office
Arrow Ministries
Freedom Place


Copyright © 2010-2021 Force 4 Compassion, a division of Fashion 4 Compassion, Inc. - a 501c3 non-profit organization | 317 Ranch Road 620 S | Suite 202 | Austin, Texas 78734